Aseguran que Mauricio Vila impulsa la independencia energética y la aplicación de tarifas justas

89

Mérida, Yucatán, 18 de junio de 2019.- No hay estado operativo de emergencia energética en la Península de Yucatán en este momento. Así lo aseguran autoridades federales. El Gobernador Mauricio Vila Dosal está en permanente contacto con la Secretaría de Energía del Gobierno de la República, Rocío Nahle García, y con el director del Centro Nacional de Control de Energía (CENACE), Alfonso Morcos Flores, para dar seguimiento a este asunto.

Asimismo, por instrucciones del Gobernador Vila Dosal, el subsecretario de Energía del estado, Juan Carlos Vega Milke, se reunió con funcionarios del Centro Nacional de Control de Energía (CENACE), quienes reiteraron que no existe una situación de alarma en el suministro de electricidad. El CENACE es un organismo regulador de la Federación y ampliará esta información en el transcurso de la jornada.

Vega Milke recordó que Vila Dosal ha realizado diversos esfuerzos para que Yucatán alcance la independencia energética, así como la aplicación de tarifas más justas. El Gobernador Vila Dosal ha organizado reuniones con la secretaria de Energía del Gobierno de la República, Rocío Nahle García, y la directora del Centro Nacional de Control del Gas Natural (CENAGAS), Elvira Daniel Kabbaz, con diversos actores de la sociedad, para abordar el tema de suministro y tarifas.

También, el Gobernador ha impulsado la independencia energética a través de las energías alternativas. Sumando la producción de energía limpia obtenida mediante los parques eólicos de Dzilam de Bravo y de Tizimín, el parque solar de San Ignacio y así como la generada a través de paneles solares en casas, negocios y granjas, ya se cuenta con una capacidad de más de 210 Megawatts provenientes de energías renovables, lo que equivale a satisfacer el consumo de 450 mil hogares en Yucatán.

Asimismo, ya hay inscritos 24 permisos para nuevos parques de generación de energías limpias, que sumarán una capacidad de 3,400 Megawatts; estos proyectos representarán una inversión de 4,500 millones de dólares. El Gobierno del Estado trabaja para impulsar estos proyectos, para que se puedan concretar y Yucatán pueda tener mayor autonomía energética y más energías limpias.