Banxico prevé inflación de 3% para 2019

89

Si el tipo de cambio no se eleva más este año y no existe una presión salarial en el país, la inflación general alcanzará el objetivo del Banco de México (Banxico) de tres por ciento durante el primer trimestre de 2019, aseguró ayer la autoridad monetaria.

Las previsiones del organismo, comandado desde diciembre por Alejandro Díaz de León, fueron más optimistas y puntuales que en su comunicado anterior, cuando señaló que la convergencia de la inflación hacia su objetivo sería más lenta de lo anticipado y que se daría en algún punto de 2019.

En su anuncio de política monetaria, la Junta de Gobierno decidió por unanimidad elevar la tasa de referencia en 25 puntos base, y aseguró que se mantendría vigilante sobre la inflación en los siguientes meses.

La Junta de Gobierno probablemente se desacople de la Fed y permanezca en espera en 7.50% en la reunión de abril.
Alberto RamosEconomista en jefe para México de Goldman Sachs

“Fue la decisión correcta y totalmente justificada, dado el entorno de alta inflación, las expectativas de inflación sin anclaje y un número de persistentes riesgos internos y externos negativos a las perspectivas de inflación”, señaló Alberto Ramos, economista en jefe para México de Goldman Sachs.

“En el futuro, salvo nuevos shocks negativos a la inflación, si el peso permanece bien anclado en alrededor de 18.50 por dólar, o menos, y el mercado digiere bien el esperado aumento de 25 puntos base de la Fed de marzo, la Junta de Gobierno probablemente se desacople de la Fed y permanezca en espera en 7.50 por ciento en la reunión de abril”, agregó Ramos.

Entre los riesgos que podrían modificar la previsión actual, Banxico destacó precisamente la posibilidad de una depreciación del peso, a consecuencia de las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), de la política monetaria restrictiva en Estados Unidos y por la volatilidad en los mercados internacionales.

También advirtió que su meta podría modificarse si existen choques adicionales en los precios de energéticos o de productos agropecuarios, y presiones por los aumentos salariales.

Carlos Serrano, economista en jefe de BBVA Bancomer, consideró que el ajuste en la tasa de interés no era necesario, ya que la inflación anual va a disminuir en el transcurso del año.

Para Gabriel Casillas, economista en jefe de Banorte, es probable que el banco central continúe con el ciclo restrictivo. Esto, porque los participantes en los mercados podrían comenzar a reflejar la incertidumbre en torno a las elecciones en el país, conforme se van acercando los comicios. Así, Banxico continuará elevando la tasa para evitar el contagio o efectos de segundo orden en la inflación.

AGRANDA LA BRECHA

Con el movimiento registrado ayer, la tasa objetivo del Banco de México se despegó de su par de Estados Unidos a un rango de entre 575 y 600 puntos base.

Lo anterior ha mantenido al peso mexicano en un rango de entre 19.50 y 18.34 unidades por dólar y, de mantener esta brecha, el tipo de cambio podría fluctuar alrededor de 18.50 pesos, según el consenso de analistas consultados por Bloomberg.

Ayer, el tipo de cambio se elevó 0.90 por ciento, a 18.86 unidades, aunque su desempeño fue influido en mayor medida por una apreciación del dólar que por la decisión del banco central. Con esta variación acumuló cuatro jornadas al alza.

En ventanilla bancaria la divisa estadounidense se vendió en 19.15 pesos, es decir, cinco centavos por arriba del cierre previo, según datos de Citibanamex.

“economia”
El Financiero