Buscan soluciones al problema y a la queja de los habitantes por el ruido en el centro histórico

159

Mérida, Yucatán, 25 marzo 2019.- Tras los diversos reportes de vecinos del centro histórico de Mérida denunciado un exceso de ruido en los bares y cantinas de la zona, autoridades del ayuntamiento de Mérida ofrecieron una rueda de prensa para anunciar los trabajos continuos que han estado realizando al reglamento de protección al Medio Ambiente y del Equilibrio Ecológico del Municipio de Mérida.

El secretario de Participación ciudadana, el antropólogo Julio Sauma Castillo; el secretario Municipal, el Abogado Alejandro Ruz Castro; y el Director de Gobernación,  Gerardo Acevedo Macari; informaron del largo proceso que han llevado a cabo desde el año pasado para poder unificar y modificar el actual reglamento para involucrar a los actores principales.

 Julio Sauma Castillo adelantó que este reglamento, próximo a presentarse de manera oficial, corresponde como una respuesta a las diversas quejas que han surgido desde casi diez años de vecinos del centro de Mérida que han denunciado un excesivo ruido en los bares y cantinas del primer cuadro de la ciudad. Comentó que además de los vecinos que han externado su queja, los músicos, bares y restaurantes han externado de que de ser un cambio drástico afectaría económicamente a los establecimientos por lo que buscan un punto medio en el que ambas partes puedan aportar ideas para solucionar esta reglamentación:

“La gente lo que quiere es vivir con armonía, que no la acción de una persona afecte al otro y el problema del ruido es ese, de que hay diversas situaciones que generan ruido que contamina y pues afecta el desempeño individual, familiar y comercial. La petición es que exista una norma que permita que todos nos conduzcamos a ciertos límites de la prohibición de ruido y que todos los conozcamos” Comentó.

A pesar de que no dieron detalles de las sanciones y las modificaciones que se han realizado, Las autoridades explicaron que presentará la norma en su etapa final en un máximo de 3 semanas, para que pudiesen explicar en que consistirá y que medidas se tomarán a mitigar el problema del ruido excesivo en el centro y en diferentes partes de Mérida, dado que, según comentaron, no es un problema único del centro histórico, pues han recibido quejas de diversas zonas de la ciudad.

Finalmente, Alejandro Ruz, adelantó que esta modificación no sólo se encuentra contemplado el problema del ruido de los bares y cantinas, sino que también se está considerando el problema de los “escapes de motores” y todo ruido que pueda contaminar el medio ambiente.