Científicos llegan a una misteriosa zona hasta ahora inexplorada de la Antártida

642

El lago Mercer es un lago subglacial activo hidráulicamente que se encuentra a más de 3,200 pies de profundidad, debajo de la llanura de hielo de Whillans, una sección de rápido movimiento de la capa de hielo de la Antártida occidental.

De acuerdo con los expertos, cualquier forma de vida en este lago debajo del hielo antártico podría generar esperanzas de encontrar organismos similares en el interior de Marte o en las lunas cubiertas de hielo de Júpiter y Saturno.

Es por eso que un equipo de investigadores del proyecto Acceso Científico a los Lagos Subglaciales Antárticos (SALSA) logró acceder a esta región oculta, informó la organización en su página web.

Para conseguir esto, los científicos tuvieron que perforar una capa de hielo de más de 3,900 pies.

El lago mide 99 millas cuadradas y fue descubierto hace más de una década a través de imágenes satelitales, pero nunca había sido explorado.

Según afirmó el investigador principal de SALSA, Brent Christner, el agua es «tan limpia como el agua filtrada».

Los miembros del equipo afirmaron que se necesitaron dos días de perforación para llegar al Mercer. Posteriormente, lograron enviar un instrumento al pozo, y más adelante bajarán por el agujero un vehículo operado a distancia para capturar más imágenes y tomar medidas más detalladas.

Se espera que las tres cámaras de vídeo del sumergible puedan capturar imágenes de animales que viven en las oscuras aguas del lago.

Otro miembro del equipo, John Priscu, de la Universidad Estatal de Montana, declaró al sitio Gizmodo que «no sabemos lo que encontraremos. Estamos aprendiendo».

El científico sugirió que, además de posiblemente descubrir formas de vida que no han visto el Sol en siglos, el Lago Mercer subglacial ofrece una oportunidad para comprender mejor la hidrología local, incluso cómo los lagos como este afectan el flujo de las enormes corrientes de hielo en las que están enterradas.

El estudio de los sedimentos subglaciales del lago Mercer también podría ayudar a determinar si, al igual que el lago Whillans (que se encuentra ubicado más cerca del mar), Mercer alguna vez fue un ambiente marino, llenando así una brecha importante en nuestra comprensión de la historia antártica.

 

 

 

Fuente: diarioelnuevodia.com