Encuentran los ingredientes de la vida en meteoritos que cayeron a la Tierra

37

Resulta fascinante pensar que toda la materia de la que estamos hechos, el material orgánico de nuestro cuerpo, y de todos los seres vivos del planeta Tierra, pudo haber viajado durante miles de millones de años en el límite exterior del Sistema Solar.

Esta es la conclusión de un estudio que ha analizado la composición química dentro de diminutos cristales del interior de dos meteoritos, que se estrellaron por separado en la Tierra en 1998. Dos rocas espaciales aisladas que, sin embargo, tienen algo en común: los ingredientes para la vida.

Se trata de los primeros meteoritos estudiados que tienen tanta agua líquida y una mezcla de elementos complejos, como hidrocarburos y aminoácidos (estos últimos, los componentes del ADN). Un hallazgo que implica no solo que la vida en la Tierra tiene un origen ‘extraterrestre’, sino la posibilidad de que la vida sea frecuente en otros rincones del universo, incluso de nuestro vecindario cósmico.

Se trata de la primera exploración química integral de materia orgánica y agua líquida en cristales de sal encontrados en meteoritos que impactan la Tierra.

El estudio no solo se adentra en la narrativa de la historia temprana de nuestro Sistema Solar y la geología de los asteroides, sino que presenta nuevas y emocionantes posibilidades para la existencia de vida en otros lugares del vecindario de la Tierra.

Los investigadores analizaron la composición química dentro de diminutos cristales de sal azul y púrpura tomados de estos meteoritos. Además, incluyen resultados de experimentos con rayos X en el Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley del Departamento de Energía (Berkeley Lab), que también encontró evidencia de la mezcla y el pasado de la pareja de asteroides. Según los investigadores, la procedencia de estas rocas sería Ceres, un planeta enano marrón que es el objeto más grande en el cinturón de asteroides; o bien el asteroide Hebe, una de las fuentes más comunes de meteoritos que caen en la Tierra.

“Todo lleva a la conclusión de que el origen de la vida es realmente posible en otros lugares”.

El estudio, publicado en la revista Science Advances, proporciona la primera exploración química integral de materia orgánica y agua líquida en cristales de sal encontrados en meteoritos que impactan la Tierra.

Según la Dra. Queenie Chan, científica planetario e investigadora en la Universidad Abierta en el Reino Unido y autora principal del estudio: “Esta es la primera vez que hemos encontrado abundante materia orgánica asociada con el agua líquida realmente crucial para el origen de la vida y el origen de compuestos orgánicos complejos en el espacio”.

“La materia orgánica era similar a la encontrada en los meteoritos primitivos, pero contenía más oxígeno. En combinación con otras pruebas, los resultados respaldan la idea de que la materia orgánica se originó a partir de un organismo matriz rico en agua o previamente rico en agua: un mundo oceánico en el Sistema Solar primitivo, posiblemente Ceres”.

Si la vida existió de alguna forma en el sistema solar primitivo, el estudio señala que estos meteoritos que contienen cristales de sal aumentan la “posibilidad de atrapar vida y/o biomoléculas” dentro de sus cristales de sal. Los cristales llevaban trazas microscópicas de agua que se cree datan de la infancia de nuestro Sistema Solar, hace unos 4.500 millones de años.

La materia orgánico ‘hizo transbordo’ entre asteroides
La similitud de los cristales encontrados en los meteoritos -uno de los cuales se estrelló en Texas en marzo de 1998 y otro, cerca de Marruecos en agosto de 1998- sugiere que sus asteroides podrían haberse cruzado.

También hay pistas estructurales de un impacto, tal vez por un pequeño fragmento de asteroide que impactó a un asteroide más grande.

Esto abre muchas posibilidades sobre cómo la materia orgánica puede pasar de un objeto a otro en el espacio, lo que implicaría reconsiderar los procesos que conducen al complejo conjunto de compuestos orgánicos en estos meteoritos.

Las trazas de agua miden solo una fracción del ancho de un cabello humano.

 

muyinteresante.es

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here