Impulso al cine: Guillermo del Toro entrega beca a dos jóvenes cineastas

113

Los mexicanos Alejandro Ríos María Candelaria Palma obtuvieron la beca que otorgan el cineasta Guillermo del Toro y la Fundación Mary Street Jenkins para impulsar la producción de cine de calidad entre las nuevas generaciones.

El anuncio, que sorprendió por la decisión del jurado de otorgar una beca doble, se dio en el Festival de Cine de Guadalajara que Del Toro ha impulsado desde sus inicios y al que asiste como una de las figuras protagonistas.

Del Toro afirmó, fiel a sus discursos, que los apoyos buscan «cambiar a toda una generación» de cineastas mexicanos con talento que no tienen mucho acceso a otro tipo de subsidios para llevar a buen término sus producciones.

Los que existimos haciendo esta labor de contar historias, existimos nada más para poder tener un precedente de las cosas que sí se pueden hacer», afirmó el multipremiado realizador quien presidió el jurado.

El premio es una gran esperanza «en un tiempo y una generación en la que la constante sensación es de que ya no hay nada que hacer o que está todo cerrado».

Para el ganador del Oscar a mejor director por The shape of Water (2017) y quien otorga las becas de animación ‘Animéxico’ junto a la empresa Cinépolis, afirmó que estos apoyos representan un parteaguas para que los jóvenes mexicanos hagan cine de calidad.

Lo más importante es que creemos nuestras propias instancias, nuestras propias oportunidades a nivel ciudadano y local también para no simplemente estar conectados a las instancias que ya existen», recalcó.

La beca otorga hasta 60 mil dólares anuales de acuerdo a las necesidades de cada beneficiario para subsidiar sus estudios en una de las 12 escuelas de cine más prestigiosas del mundo, así como su manutención.

Aunque esta primera convocatoria marcaba que habría sólo un becario por año, Del Toro explicó que la calidad de las 130 propuestas recibidas hizo que el jurado decidiera otorgar dos apoyos.

Me encantaría llegar a dar 130 becas, yo le entro con 65, sería hermoso llegar a eso pero sí quisimos reconocer a dos trabajos extraordinarios de sensibilidad, de lenguaje, de ejecución, de sinceridad, de realidad y de potencia emocional y visual», explicó.

María Candelaria Palma, joven originaria de una comunidad ejidal del Estado de Guerrero, fue elegida por su cortometraje documental Rojo que retrata a jóvenes que realizan trabajo cultural contra la violencia en las calles del puerto de Acapulco.

La beca le permitirá continuar este proyecto que produjo gracias a la formación del proyecto ‘Ambulante más allá’ y de aprender más de cine, una actividad que le apasiona.

Para mí, como alguien (que vive) en comunidad es difícil el acceso, llevo cinco años viviendo en Acapulco porque si no tienen información, no puedes buscar a dónde puedes estudiar», dijo Efe la joven cineasta.

El jurado la eligió por «su mirada aguda para retratar la nobleza y belleza de un ser humano inmerso en un caos de violencia» y porque «tiene una gran convicción, profundidad y un manejo del lenguaje visual sólido», reveló el actor y miembro del jurado Diego Luna.

Su cortometraje de animación Los gatos, le valió a Alejandro Ríosser elegido para esta beca que significa «una posibilidad de seguir haciendo cine» y que refresca su interés por intentar ganarse un lugar en esta disciplina artística.

Refresca un poco el esfuerzo de querer crear y a veces nos estancamos porque no sale el financiamiento, no sale la convocatoria», aseguró.

Consideró como una gran apuesta no sólo del festival de Guadalajara sino también el de Morelia generar estos apoyos «que le cambian el chip a un realizador, y por supuesto que son trampolines».

Su proyecto fue elegido por las «imágenes hermosas y cargadas de atmósferas y simbolismo que el realizador logra capturar la esencia misma de una relación muy singular», reveló Daniela Michel,miembro del jurado y directora del Festival Internacional de Cine de Morelia.

 

tribuna.com.mx