Juan José Arreola recibirá un homenaje amplio en la Feria Internacional de la Lectura de Yucatán

344

Para celebrar el centenario del nacimiento de Juan José Arreola (Zapotlán el Grande, 1918-2001), se rescatará su faceta como poeta y dibujante con la publicación del libro “Poemas y dibujos”, que incluirá al menos diez acuarelas y 50 poemas, en su mayoría inéditos. Mientras tanto, el inicio de las celebraciones arrancará el próximo 23 de febrero en la Casa Taller Literario Juan José Arreola, y el mayor pendiente seguirá siendo la publicación de sus obras completas.

Así lo detalló Orso Arreola, en entrevista con Excélsior, quien adelantó que se le rendirá un homenaje amplio en la Feria Internacional de la Lectura de Yucatán (FILEY), en marzo próximo, se preparan nuevas traducciones de su obra y se reeditarán algunos de sus libros que ya están agotados, como “La palabra educación” y “Prosa dispersa”, que incluirá textos poco conocidos.

Adelantó que el eje temático de las celebraciones será el “Arreola lúdico” y estará dividido en cinco facetas: Arreola y el ajedrez, el creador de la varia invención, Arreola y el teatro, el formador de talleres literarios, Arreola, el ciclismo y el degustador de vino tinto.

¿Cuál era el vino favorito de Juan José Arreola?, se le preguntó. “Bebía un vino tinto de sabor noble y hasta cierto punto rústico de la marca Siglo, de Félix Azpilicueta de la Rioja. Pero también le gustaba el vino blanco y, como buen jalisciense, le gustaba echarse su buen tequila”.

Orso Areola también adelantó que se publicará la reedición del libro “Arreola en voz alta” por parte de la secretaría de Cultura de Colima; mientras que la académica Luz Elena Zamudio ya prepara un programa amplio en la UAM Azcapotzalco de la Ciudad de México.

Sin embargo, recordó que la primera actividad para recordar al autor de “Confabulario”, La feria” y “Palindroma”, será el 23 de febrero en la Casa Taller, en Ciudad Guzmán, Jalisco, que también cumplirá 10 años de su apertura, con un programa de charlas y conferencias, donde participarían Sara Poot Herrera, Fernando del Paso, Hugo Hiriart y la posible presencia de los argentinos Roberto Alifano y Pablo Brescia, entre otros más.

Pero volviendo al libro “Poemas y dibujos”, explicó Orso Arreola, “éste es un libro que sí quiero publicar, y en éste ha estado colaborando conmigo el crítico y académico Felipe Vázquez, porque tenemos poemas totalmente desconocidos y algunos dibujos en acuarela que realizó el propio Arreola”, dijo.

Buena parte de esas acuarelas fueron expuestas por Arreola en los años 60 en una exposición que llevó por nombre “Eros cosmogónico”. Sin embargo, la idea es integrar esos poemas y algunos de sus dibujos”, para que algún día formen parte de sus obras completas. “Aún mantengo la idea de que tarde o temprano, quizá más tarde que temprano, pueda llevarse a cabo la idea editorial de publicar las obras completas de Juan José Arreola, que aún no se ha concretado porque intervienen muchas personas y situaciones, digamos que es complejo”, explicó Orso Arreola.

Dichas acuarelas fueron realizadas por Arreola entre los años de 1968 y 1969. “La historia es muy interesante porque las hizo en 1968, cuando mi padre vino a refugiarse aquí, en Zapotlán el Grande. Entonces no tenía mucho trabajo”.

Debe recordarse que, en ese año, Arreola dejó la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM porque había sido tomada por el ejército y porque él aparecía señalado -junto con José Revueltas y otros escritores- como uno de los personajes responsables

Mi padre estuvo señalado y perseguido, y es una historia interesante que contaré a detalle cuando escriba mis memorias. Porque es un tema muy largo. Pero volviendo al tema, estábamos con lo de “Poemas y dibujos”, que incluirá algunos poemas que se publicaron (en periódicos locales) en los años 40 y 50 y otros inéditos. Con esto quiero decir que todavía hay cosas por revelar de Arreola”.

Y añadió: “Por ejemplo, también hay algunas cartas que escribió Arreola, aunque él cultivó poco el género epistolar. Pero un ejemplo de ello fue “Sara más Amarás. Cartas a Sara”, publicado hace un par de años por mis hijos José María y Alonso Arreola, que contiene las cartas que le escribió a mi madre desde su noviazgo. Digamos que el universo de Arreola fue tan grande que todavía nos vamos a encontrar muchas sorpresas”.

SIN CAPILLAS

Para Orso Arreola, Juan José Arreola fue el creador de una nueva corriente de la literatura mexicana. “Podemos decir que fue el creador del género literario la “varia invención”, sobre el cual ya ha estudiado el académico e investigador Felipe Vázquez. Además, como dijo el gran Jorge Luis Borges, Arreola representa la libertad de una ilimitada imaginación regida por una lúcida memoria. Mi padre representó, para la literatura mexicana del siglo XX, la independencia, la libertad y la transformación de las formas tradicionales de la literatura mexicana que prevalecieron durante el siglo XIX y mediados del XX”.

Además, destacó que una de sus cualidades como autor fue que al igual que Juan Rulfo, no perteneció a ninguna capilla, tendencia o formación tendenciosa e ideológicas en la literatura de hispanoamérica; y recordó la tutela literaria que recibió de como Alfonso Reyes, Carlos Pellicer, Ramón López Velarde.

¿Qué tan importante fue el ajedrez para Arreola?, se le inquirió. “Como decía Borges, el ajedrez tiene que ver con ese tablero de negras noches y blancos días que fue vital para mi padre, al punto en que quería que se transformara en una asignatura para todas las escuelas primarias de México, porque el ajedrez te enseña a diseñar nuevos modelos de pensamiento y a crear nuevas formas de estructura pedagógica y psicológica en el niño. Y al respecto se prepararán actividades en Jalisco, Ciudad Guzmán y la Ciudad de México”.

¿Qué le gustaría recordar del Arreola formador de talleres literarios? “Hay algo que se le olvida a la gente, que Arreola tallereó el primer libro de Carlos Fuentes. Sí, “Los días enmascarados” y se lo publicó en la editorial Los Presentes que él mismo creó, donde publicó cerca de 50 títulos, desde Julio Cortázar a Tomás Segovia y José de la Colina”.

Por último, habló sobre su deseo para llevar el archivo completo de Arreola a la Biblioteca Pública del Estado de Jalisco, debido a que “parte de la biblioteca -la más importante- está en Guadalajara, en casa de mis hermanas, con una parte de su archivo que es privado, aunque otra parte la tengo en la Casa Taller Literario. Pero lo que más me gustaría es que algún día se transfiriera todo el archivo privado a la Universidad de Guadalajara o a la Casa Taller. Pero eso será más adelante”.

 

 

Excélsior

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here