Las Cabañuelas, técnica ancestral de los mayas para pronosticar el clima durante todo el año

126
Foto tomada por Ángel Novelo

Mérida, Yucatán, 10 enero 2019.- Nuestros ancestros mayas, utilizaban técnicas de predicción que les ayudaba en la cosecha y en la siembra del campo. Una de esas técnicas milenarias son las conocidas cabañuelas, un arte ancestral para pronosticar el clima durante todo el año.

Las cabañuelas constan de cuatro vueltas y comprende todo lo que pasa durante el mes de enero a través de la observación del clima en los primeros días

 “Cada día primero, cada día 30 vienen siendo 1 día de enero a diciembre de diciembre a enero, retrocede y así se ha completa un día y ya luego cada 6 horas, cada día representa 2 meses enero y febrero y también para el día 31 del 35 a 30 representa 2 meses cada uno y ya luego 31 representa cada media hora de enero a diciembre de diciembre a enero y así vamos contando el paso del sol, el paso del tiempo” Explicó Tiburcio May, sacerdote maya.

A pesar de ser una técnica ancestral, este conocimiento aún no se ha perdido y existen comunidades en el interior del estado que siguen poniendo en práctica esta sabiduría de los mayas

“SI hay gente que lo sigue usando acá todo por Tizimín por espita por Valladolid, toda esa gente por acá por el cono sur, también hace sus cañuelas, también ve todo eso, ellos lo ven diferente lo hacen por la sal” comentó Tiburcio.

El sacerdote, aseguran que la técnica es infalible pero que debido a los cambios en la atmosfera del planeta y al calentamiento global es muy difícil precisar el clima cómo se hacía en la antigüedad:

 “SI afecta, afecta todo eso, a la madre naturaleza a la madre tierra, todo eso afecta porque hay un desequilibrio en la naturaleza y todo eso ahora está un poco difícil (…) pero son cosas que por ahora no podemos precisarlo como antiguamente porque la capa de ozono está rota, el deshielo, bueno, cosas que hay en la naturaleza estamos dañando mucho a nuestra madre tierra es el desequilibrio que hay” dijo Tiburcio.

Por ello los sacerdotes mayas hacen un llamado a los yucatecos para cuidar a la naturaleza y al planeta, al mismo tiempo que piden que la sabiduría de nuestros ancestros mayas no se pierda, no se pierde.