Los emprendedores que quieren ser el ‘Amazon’ de los mezcales

122

El mezcal dejó de ser una bebida local o desconocida para convertirse en una de las tendencias de consumo más exitosas de los últimos años, en México, como a nivel internacional.

Ante el boom del mezcal, un grupo de emprendedores crea la plataforma de emprendimiento social “Aventureros del Mezcal”, quienes trabajan de la mano con los productores en Oaxaca y así, tener un precio justo.

El grupo realiza el costeo de cada etapa del proceso de producción del mezcal, a fin de que establezca un precio de venta que genere ganancias, y así pueda conservar su producción artesanal y su calidad.

“Iniciamos con nuestra página web, la cual busca acercar a los consumidores con el productor.  Un pago justo y un producto de calidad”, señala  Cynthia Ruiz Villalobos, directora de Proyectos de Aventureros del Mezcal en entrevista con Entrepreneur en Español.

Conociendo el proceso

Para conocer de cerca el proceso de los emprendedores sociales, nos trasladamos a San Baltazar Chichicapam en el municipio de Ocotlán, Oaxaca, donde entrevistamos a la maestra mezcalera Marcela Luis Santiago, quien trabaja el mezcal desde niña y que ahora es el sustento de su familia.

En Oaxaca, la  Región  del Mezcal se  ha  delimitado  en  los  131  municipios  que  abarcan  los  distritos de  Sola  de  Vega,  Miahuatlán, Yautepec, Tlacolula, Ocotlán, Ejutla y Zimatlán. De acuerdo con el gobierno estatal, existen alrededor de 1250 productores de mezcal y más de 4 mil son productores de maguey.

El mezcal es la herramienta de trabajo para esta familia oaxaqueña, de ahí la importancia de que su producto sea bien pagado. El costeo realizado por Aventureros del Mezcal arrojó que tenían pérdidas del 40%.

Entre la tonelada de maguey de espadín que vale de 8 a 10 mil pesos, la compra de leña, el pago a los mozos (trabajadores), renta de carros y el envasado, la familia gastaba 30 mil para una producción y el costo de su botella la daban en 150 pesos, cuando en realidad deberían venderla en 285. Ahí la pérdida de dinero.

“Hace dos años pensábamos en dejar el mezcal, teníamos mucho, pero las ventas eran muy malas. Mi esposo se tuvo que ir a trabajar a otro lugar durante seis meses, no teníamos para el gasto. Después de ver que la cosecha se estaba echando a perder, le tuve que pedir a mi esposo que regresara, aunque las ventas siguieran mal”, afirma en entrevista.

Trabajo en equipo

Para que el productor sepa qué especies de agave silvestre existe en su comunidad, Aventureros del Mezcal trabaja con ingenieros civiles e ingenieros en alimentos para hacer estudios y brindárselos a los maestros mezcaleros y a su vez, éstos aprendan los tres métodos de reproducción que se pueden aplicar en los agaves.

“Realizamos la asesoría en todo el proceso de certificación del mezcal, a fin de que se reduzcan los gastos de inversión del productor, cumpla con los requerimientos y finalice exitosamente el proceso de lotes certificados listos para su comercialización”, indica Cynthia Ruiz.

Los emprendedores sociales identificaron tres limitantes para la continuidad de la comercialización del mezcal artesanal:

  1. Aumento de la demanda de especies de agave, poniendo en riesgo la conservación de las especies endémicas de maguey en Oaxaca.

2. El productor tiene que certificar su mezcal si desea entrar a la cadena de comercialización, debe ser evaluado por el CRM (Consejo Regulador de la Calidad del Mezcal A.C.) y debe cumplir con la NOM-070-SCFI-2016.

Así, estos emprendedores sociales realizan la comercialización de mezcal etiquetado con los datos de la familia mezcalera y el proceso de elaboración, costeo de la producción, asesoría en la certificación del mezcal y trabajo en la reproducción de agaves, por lo que el maestro mezcalero tiene el respaldo de su producto.

La plataforma busca que en 2 años, se posicione en el mercado a 30 productores de mezcal con marca y certificación para aumentar los ingresos de estas familias productoras de mezcal.

Actualmente colaboran con Marcela Luis Santiago; el maestro mezcalero Alberto Martínez de Santa Catarina Albarradas, Tlacoula; el maestro mezcalero Francisco García de Santa Catarina Minas, Ocotlán y con una Cooperativa formada por 20 productores en Sola de Vega.

Marcela confía en que el mezcal artesanal tenga un precio justo en el mercado, para que la tradición mezcalera en Oaxaca nunca termine.

 

entrepreneur.com

Compartir