Paciente del Psiquiátrico se “fuga”, lo encuentran deambulando en las calles, señala que no lo tratan bien en el hospital

144

Mérida, Yucatán, 09 de enero de 2019.  Miguel Concha Narváez, de 30 años de edad,  paciente  del Hospital Psiquiátrico de Yucatán se salió se fugó y se niega a regresar; padece de “esquizofrenia” ; aseguran que esto ocurrió por la falta de vigilancia y como una de las consecuencias por  la cancelación de los beneficios que le daba el Modelo Miguel Hidalgo de Atención en Salud Mental.

Se informó que el paciente deambula por calles del Centro Histórico de Mérida, y fue en la noche del pasado martes 8, cuando de manera fortuita, personal de la anterior administración lo encontró en la vía pública, y de manera inmediata se le invitó a comer.

Hoy, al mediodía, la especialista Jessica Andrade Márquez, quien fuera la encargada de la dirección del nosocomio, le brindó atención ambulatoria, con la aplicación de los respectivos medicamentos ya que padece de esquizofrenia paranoide.

Incluso, debido a que llevaba tres días sin la respetiva dosis, se encontraba alterado y hambriento, pero fue controlado al invitarlo a desayunar en un restaurante del primer cuadro de la ciudad.

Andrade Márquez comentó que “anoche (por el martes 8), personal del Psiquiátrico detectó al usuario, a un costado de la Catedral Metropolitana San Ildefonso de Toledo, quien manifestó que se escapó el pasado martes 8, debido a la situación que prevalece en el interior del inmueble, en especial, al ya no participar en los talleres.

“No me dan comida. No me dan colación. Nos trata mal”, expresó durante la primera entrevista que concedió al personal del nosocomio.

Cabe recordar que el pasado miércoles 2, Paris Hernández Sánchez, fue nombrada como directora del Hospital, y de manera inmediata canceló todas las actividades y beneficios que tenían los internos.

Al ser enlazado telefónicamente con la secretaria Técnica del Consejo Nacional de Salud Mental (Consame), Virginia González Torres, el usuario expresó que “es que me escapé del Psiquiátrico porque no da los 30 pesos, se llevaron la comida adelante. Me escapé porque ya quería salir del Hospital, porque comprendí que ya me había curado”.

“Estoy durmiendo en la calle…”, expresó al mismo tiempo que agradeció que lo invitaran a cenar, y se le comentó que al día siguiente (por hoy miércoles 9) le darán comida y el medicamento que necesita.