¿Qué significa el día de los santos inocentes y porqué lo celebramos cada 28 de diciembre?

614

«¡Me voy a casar! ¡Estoy Embarazada! ¡Me mudaré de país!»

Bromas cómo estas, son las más leídas en las redes sociales.

Es 28 de diciembre y cómo cada año, son muchas las personas que realizan bromas y concluyen con la clásica frase “palomita inocente que te dejaste engañar”. Las bromas aparentemente tienen un sentido jovial, gracioso y hasta cierto punto, inocente, pues a pesar de que las bromas abundan y le dan un cierto toque de alegría al día, es importante el conocer el origen del día más gracioso del año.

El día de los santos inocentes no tiene un origen alegre cómo quizá muchos pensaban, pues a pesar de las bromas, el día originalmente conmemora un hecho de la creencia cristiana sobre advenimiento de Jesucristo y los celos del rey Herodes hacia el recién nacido y nombrado “rey de los judíos”. Este día recuerda, precisamente, a los niños menores de dos años que fueron asesinados y sacrificados tras el nacimiento de cristo en belén. El objetivo del rey Herodes, tenia cómo principal objetivo deshacerse del “mesías” puesto que amenazaba su hegemonía como monarca.

Se trata de pasajes presentes en los evangelios de la Biblia es un hecho que no puede ser comprobado históricamente.

La Iglesia católica sitúa este acontecimiento en el 28 de diciembre, tres días después del nacimiento de Jesucristo, aunque las fechas ‘bailan’ al comprobar los hechos en los evangelios, ese es el día fijado para recordar la matanza de los niños de Belén, los llamados Santos Inocentes.

¿Pero por qué se hacen inocentadas y gastan bromas aprovechando esta efeméride? La respuesta también está directamente relacionada con los hechos descritos anteriormente,

La explicación más extendida apunta a que las bromas actuales se fundamentan en la cantidad de tretas -algunas incluso de carácter jocoso- que utilizaron los padres de los niños de Belén para librar a sus hijos de la muerte que los soldados del rey Herodes tenían orden de procurarles.

En la cultura popular existen incluso muchas frases con solera que avalan la tradición jocosa del 28 de diciembre: «Inocente palomita que te dejaste engañar, hoy día de los inocentes te dejaste engañar», «Que la inocencia te valga», «Herodes mandó a Pilatos, Pilatos mandó a su gente; el que presta en este día pasará por inocente» o «Inocente palomita te dejaste engañar hoy por ser día 28 en nadie debes confiar».

 

Con información de lasexta.com

Angel Novelo/ Yucatán en Corto