Telescopio Hubble queda fuera de circulación por falla ‘grave’

139

El telescopio espacial Hubble está fuera de circulación debido a una falla grave al apuntar.

La NASA anunció este lunes que uno de los giroscopios del Hubble dejó de funcionar el viernes. Si bien eso estaba previsto, se esperaba que ese preciso giroscopio dejara de funcionar este año en algún momento, lo sorpresivo fue cuando el de respaldo no funcionó apropiadamente el sábado.

Como resultado, el Hubble está en lo que se llama ‘modo seguro’ y todas las observaciones científicas están suspendidas.

El telescopio, que funciona desde hace 28 años, ya ha tenido problemas con sus giroscopios. En el 2009, se le cambiaron los seis giroscopios durante la última misión de servicio. Tres de ellos ahora son considerados inservibles.

Los giroscopios son necesarios para mantener al Hubble apuntando en la dirección correcta durante las observaciones. Es crucial fijar el telescopio con precisión: los astrónomos usan el telescopio para observar las profundidades del cosmos, hallar sistemas solares distantes, así como galaxias y agujeros negros.

Tan sólo la semana pasada, astrónomos dijeron que podrían haber encontrado la primera luna afuera de nuestro sistema solar, con la ayuda del Hubble.

Desde que lo lanzaron en 1990, se han hecho más de 1.3 millones de observaciones con el Hubble, que orbita a 540 kilómetros de la superficie de la Tierra.

Dos de los giroscopios del Hubble están trabajando bien, dijo Kenneth Sembach, director del Instituto Científico de Telescopios Espaciales, que opera el Hubble.

El último estaba en reserva; fue desactivado hace años tras dar señales de “funcionamiento extraño” aun cuando operaba correctamente, agregó. Ese es el giroscopio que los controladores de vuelo activaron el sábado como respaldo; hasta el lunes, seguía sin funcionar como se esperaba.

Sembach detalló que todos quieren tener mucho cuidado al tratar de repararlo.

“Obviamente, no queremos empeorar las cosas”, afirmó.

El Hubble normalmente usa tres giroscopios para operar, pero también puede arreglárselas con sólo uno o dos, algo que ha hecho antes, pero eso deja poco margen de error para eventualidades. Aparte de redundancia, tres giroscopios funcionales también ofrecen más flexibilidad al apuntar, comentó Sembach.

“Vamos a estar bien”, aseguró desde el Instituto Baltimore. “Estoy seguro de que el Hubble tiene muchos años de buena ciencia por delante”.

 

 

elfinanciero.com

Compartir