Una mujer pierde las uñas del pie tras una pedicura de peces

200

Después de que las uñas de los pies de una mujer joven comenzaron a separarse de los dedos de sus pies, un médico finalmente encontró la razón: una pedicura de peces, según un estudio publicado el martes en la revista JAMA Dermatology.

Seis meses antes, la mujer había sumergido sus pies en una bañera de agua llena de pequeños peces llamados Garra rufa que comen la piel humana muerta cuando no haya plancton cerca. No fue hasta más tarde que notó que sus uñas comenzaban a levantarse.

“Creo que esto es probablemente más común de lo que pensamos”, dijo la autora del informe, la doctora Shari R. Lipner, profesora asistente de dermatología en Weill Cornell Medicine y directora de la división de uñas.

“No vemos la [uña] caída hasta meses después del evento, así que creo que es difícil para los pacientes y los médicos, especialmente si ni siquiera saben que las pedicuras de peces pueden hacer eso, hacer esa conexión”, dijo la médica.

Seis de las uñas de los pies de la mujer comenzaron a verse anormales en los meses posteriores a la pedicura de peces. Esta imagen aparece en el informe de su caso.

Seis de las uñas de los pies de la mujer comenzaron a verse anormales en los meses posteriores a la pedicura de peces. Esta imagen aparece en el informe de su caso.

Este fenómeno, conocido por los médicos como onicomadesis, por lo general resulta en la caída de la uña mucho después de que un evento inicial (como una lesión) detiene el crecimiento de las uñas. En su informe, Lipner describe esto como un “hallazgo de exploración física relativamente común” que se ha relacionado con infecciones, medicamentos, enfermedades autoinmunes y hereditarias.

Lipner explicó que la paciente no tenía otro historial médico que pudiera relacionarse con sus uñas anormales. Aunque no existe una prueba definitiva para la pérdida de uñas de los pies inducida por los peces, “creo que estamos bastante seguros de que fue la pedicura de los peces”, dijo.

“No estoy convencida en absoluto de que los peces hayan causado el problema”, escribió en un correo electrónico la doctora Antonella Tosti, profesora de Dermatología acreditada de Fredric Brandt en la Facultad de Medicina Miller de la Universidad de Miami.

Tosti, expresidenta de la European Nail Society, dijo que el problema de la mujer podría ser causado por algo mucho más mundano: la superposición de los dedos en un determinado tipo de calzado.

Otros riesgos

Lipner no tiene conocimiento de ningún otro caso relacionado con spas de peces, cuya popularidad parece haber derivado de afirmaciones infundadas sobre sus beneficios de salud, según su informe. Sin embargo, el uso de “doctor pez”, como también se los conoce, se remonta a otros países, como Turquía.

Otra especie de pez, cuyos “dientes crecen y puede extraer sangre”, a veces se confunde con Garra rufa y se usa en pedicuras de peces, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU..

Si bien Lipner cree que los problemas de la mujer provienen del impacto físico del pez que muerde la uña, destacó que también ha habido informes anteriores de infecciones asociadas con la pedicura de los peces.

Los expertos dicen que no están seguros de cómo las infecciones pueden propagarse a través de pedicuras de peces. Podría ser debido a los microbios persistentes de los pies de cualquiera que estuvieron allí antes, frente al pez en sí. Los expertos en salud han expresado su preocupación de que, en los spas de peces, los peces se reciclan de persona a persona, y es posible que las cubas no se limpien adecuadamente entre cada uso.

En Reino Unido, “los salones en sí eran muy populares, surgieron muy rápidamente”, dijo Amanda Walsh, científica principal del equipo de Salud Pública de Inglaterra de Infecciones y Zoonosis Emergentes. Ella ayudó a producir la guía de 2011 de la agencia sobre spas de peces.

En 2011, una investigación de la Inspección de Salud Pesquera del Reino Unido descubrió un brote bacteriano entre miles de estos peces, que habían sido transportados desde Indonesia a los spas de pedicura de Reino Unido.

“No diría que necesariamente representa un riesgo significativo para los humanos, pero ilustró que pueden estar transportando cosas que son desagradables tanto para los peces como para los humanos”, dijo David Verner-Jeffreys, microbiólogo senior del Centro de Ciencias del Medio Ambiente, Pesca y Acuicultura en Reino Unido.

Pero en Reino Unido, la moda del spa de peces no se mantuvo durante mucho tiempo. “Fue una locura por la que la gente se entusiasmó, y luego pasaron a lo siguiente”, dijo Verner-Jeffreys, quien agregó que la preocupación que rodea a los spas de peces no se trata solo de la salud humana sino, también, del bienestar de los peces.

¿Qué hay del nombre?

A pesar del nombre, “las pedicuras de pez no cumplen con la definición legal de pedicura”, dicen los CDC.

Su uso ha sido prohibido en algunos estados de EE.UU., al menos 10, según el recuento de Lipner.

Pese a que Garra rufa ha sido investigado como un tratamiento para la psoriasis, aunque no en el contexto de un salón de belleza, Lipner enfatizó que esto no es una práctica médica estándar.

“Me sorprendería mucho si encontraras algún dermatólogo que recomiende pedicuras de Garra rufa”, dijo Lipner.

“Creo que podemos decir definitivamente que obtener una pedicura de peces probablemente no sea el camino a seguir para tratar las afecciones de la piel y las uñas”.

cnnespanol.cnn.com

Compartir