Yucatecos recurren a préstamos y empeños para sobrellevar la “Cuesta de enero”

170
imagen tomada de la web

Mérida, Yucatán, 04 enero 2019.- A tan sólo 4 días de inicio de mes, la cuesta de enero comienza a surtir efectos entre las familias yucatecas. Como cada año y a tan sólo la primera semana del año, son muchos los yucatecos que recurren a remedios cómo las famosas casas de empeño, para lograr sobrellevar los gastos que en diciembre se realizaron.

Con el frenesí de las fiestas decembrinas y el recibo de los aguinaldos, cajas de ahorro, bonos y quincenas, es común que los yucatecos se vean tentados en comprar algunos artículos como electrodomésticos, regalos y para el gasto de las compras decembrinas y de fin de año. Con ello, son muchos los que suelen endeudarse con las tarjetas de crédito o con las tiendas departamentales que suelen ofrecer “beneficios” a los compradores.

imagen tomada de la web

Pero es en enero en el que las familias ven la realidad de tantos gastos que pudieron ser innecesarios en el mes pasado y es que el nuevo año, trae consigo alza en impuestos y servicios domésticos como el agua, luz y energía eléctrica; y de algunos artículos de la canasta básica.

“Afecta la economía, yo digo que no alcanza a veces el salario para muchos”

 “es que también las autoridades cobran más impuestos e interés y a mí no me gusta empeñar y aunque sea poco, mi esposo sale a vender pan para sobrevivir”

Comentaron los yucatecos.

Algunos acuden a préstamos y a las casas de empeño para obtener un poco de dinero en lo que llega la próxima quincena.

“Tengo un préstamo en el banco, ahí nada más, estoy pagando cada mes $500 pesos”

“A veces hago préstamo en el seguro, porque soy pensionado, entonces si me dan prestamos y me van descontando cada mes y con eso vivo”

Comentaron

A pesar de que son muchos los yucatecos que desfilan durante este mes a las casas de empeño, también son varios que prefieren abstenerse y hacer lo posible por reducir algunos gastos y ahorrar para los gastos que sean necesarios:

“No me gusta ir a empeñar, Siempre apartamos gastos y pues ni modos estirar y encoger”

Platicaron.

Los meses de enero y febrero es cuando se registra un mayor índice de personas que llegan a empeñar su objeto de valor, en tanto que a partir de marzo y abril cambia la tendencia por las personas que acuden a las casas de empeño a comprar o recuperar un artículo.