Conmoción en Puebla: encontraron decenas de perros refrigerados en la casa de una mujer que vende carne enchilada

Una historia aterradora puso a la colonia Bosques de San Sebastián, Puebla, en las primeras planas de los medios, al darse a conocer que una mujer de la zona robaba perros y los mataba para comer y comercializar su carne.

El velo de misterio que cubría la extraña desaparición de los animales del lugar fue resuelto por los vecinos, quienes descubrieron que la mujer que vivía en el departamento 4 del edificio 52 de la Calle 1 B, era la responsable del secuestro de varios perros.

José Luis detalló que el pasado 13 de septiembre su perro “Bongo”, un french poodle, se perdió, por lo que empezaron una campaña de búsqueda en las redes sociales, además de carteles.

La tarde del jueves recibió una llamada de una persona que le dijo que su mascota se encontraba en el en el departamento 4, donde vive la señala identificada como María Antonieta Paredes, con sus dos hijos, uno de ellos con discapacidad.

“Llegué al lugar con mis esposa y mis hijos. Tocamos la puerta del departamento y le dijimos que si podía regresarnos a nuestro perro porque le silbamos y estaba ahí”, narró.

La Secretaría de Medio Ambiente de Puebla informó que varios perros fueron secuestrados y eran objeto de aparente maltrato por parte de una señora (Foto: Twitter/AmbienteGobPue)

La Secretaría de Medio Ambiente de Puebla informó que varios perros fueron secuestrados y eran objeto de aparente maltrato por parte de una señora (Foto: Twitter/AmbienteGobPue)

No obstante, se negó y dijo que la autoridad no le podía hacer nada, por lo que José Luis le pidió ayuda a los demás vecinos, quienes aseguraron que no era la primera vez que acusaban a la mujer de robar un perro.

“Cuando ella vio la multitud de gente, tuvo miedo y salió de su casa con uno de sus hijos, y dejó la puerta abierta. Entonces, fue cuando pudimos entrar y encontramos la macabra escena”, continuó con su relato.

En presencia del personal de Protección Animal y policías Municipales, la enardecida multitud intentó linchar a la mujer, pero junto a su hijo fue fue sacada en una patrulla y llevada a las instalaciones de la Policía Municipal.

Al interior de la casa se hallaban más de 30 animales, entre ellos palomas y conejos en condiciones deplorables. Los cadáveres de perros en el refrigerador, los cuales supuestamente mató para comer y comercializar la carne, según los vecinos.

Los perros vivos, algunos reconocidos por sus dueños, fueron llevados a las instalaciones de Protección Animal para los trámites correspondientes.

Una historia aterradora puso a la colonia Bosques de San Sebastián, Puebla, en las primeras planas de los medios, al darse a conocer que una mujer de la zona robaba perros y los mataba para comer y comercializar su carne.

El velo de misterio que cubría la extraña desaparición de los animales del lugar fue resuelto por los vecinos, quienes descubrieron que la mujer que vivía en el departamento 4 del edificio 52 de la Calle 1 B, era la responsable del secuestro de varios perros.

José Luis detalló que el pasado 13 de septiembre su perro “Bongo”, un french poodle, se perdió, por lo que empezaron una campaña de búsqueda en las redes sociales, además de carteles.

La tarde del jueves recibió una llamada de una persona que le dijo que su mascota se encontraba en el en el departamento 4, donde vive la señala identificada como María Antonieta Paredes, con sus dos hijos, uno de ellos con discapacidad.

“Llegué al lugar con mis esposa y mis hijos. Tocamos la puerta del departamento y le dijimos que si podía regresarnos a nuestro perro porque le silbamos y estaba ahí”, narró.

La Secretaría de Medio Ambiente de Puebla informó que varios perros fueron secuestrados y eran objeto de aparente maltrato por parte de una señora (Foto: Twitter/AmbienteGobPue)

La Secretaría de Medio Ambiente de Puebla informó que varios perros fueron secuestrados y eran objeto de aparente maltrato por parte de una señora (Foto: Twitter/AmbienteGobPue)

No obstante, se negó y dijo que la autoridad no le podía hacer nada, por lo que José Luis le pidió ayuda a los demás vecinos, quienes aseguraron que no era la primera vez que acusaban a la mujer de robar un perro.

“Cuando ella vio la multitud de gente, tuvo miedo y salió de su casa con uno de sus hijos, y dejó la puerta abierta. Entonces, fue cuando pudimos entrar y encontramos la macabra escena”, continuó con su relato.

En presencia del personal de Protección Animal y policías Municipales, la enardecida multitud intentó linchar a la mujer, pero junto a su hijo fue fue sacada en una patrulla y llevada a las instalaciones de la Policía Municipal.

Al interior de la casa se hallaban más de 30 animales, entre ellos palomas y conejos en condiciones deplorables. Los cadáveres de perros en el refrigerador, los cuales supuestamente mató para comer y comercializar la carne, según los vecinos.

Los perros vivos, algunos reconocidos por sus dueños, fueron llevados a las instalaciones de Protección Animal para los trámites correspondientes.