Influencers confunden desechos tóxicos con lago y terminan en el hospital

Los influencers buscan siempre la foto perfecta para sus redes sociales, pues saben que ella les generará varios likes que a la postre se convertirá en dinero.

Algunos toman demasiados riesgos e incluso llegan a morir por conseguir una imagen. Como te contamos, en la última década, las selfies han matado cinco veces más personas que los ataques de tiburón.

En esta ocasión, no terminaron muertos, pero sí enfermos.

Y es que varios de ellos llegaron al noroeste de Galicia, España, y confundierondesechos tóxicos con un bello lago azul.

Al verlo cualquier diría que es hermoso y el escenario perfecto para una foto. Pero el problema es que este “lago” es una mina de tungsteno abandonada y los colores son en realidad contaminación química.

Varios de ellos no se enteraron y decidieron meterse, lo que les provocó que fueran hospitalizados por ardor en la piel y dolores de estómago.

El sitio se conoce comovy se le dio un mayor uso durante la Segunda Guerra Mundial.

Una de las influencers afectadas, de nombre Uxía, declaró que se sentía mal, “pero la foto lo valía”.