Mattel lanza una edición en Braille de UNO, su popular juego de cartas

Mattel, la empresa líder mundial en juegos ha lanzado una nueva versión en Braille de su popular juego de mesa UNO, para así permitir divertirse a las personas con discapacidad visual o con visión limitada.

Esta nueva versión de UNO está disponible por unos 10 dólares y cuenta con un sistema Braille en la parte frontal y posterior de cada una de las cartas, para que así los jugadores puedan leer el color el número y las instrucciones de cada tarjeta como “revertir” u “omitir”.

La nueva versión en Braille de UNO ha sido diseñada por Mattel en conjunto con la Federación Nacional de Ciegos. Asimismo, los jugadores con discapacidad visual pueden ir también al sitio web UNOBraille.com para descargar archivos legibles en Braille para aprender a jugar a UNO.

Además, Amazon Alexa y Google Assistant tienen instrucciones de juego habilitadas por voz, para que así los jugadores puedan hacerles preguntas si están confundidos sobre las reglas.

Tal y como ha comentado Mark Riccobono, presidente de la Federación Nacional de Ciegos en un comunicado de prensa sobre el lanzamiento del nuevo juego, “UNO Braille está haciendo más que hacer que este querido juego sea más accesible. También está ayudando a promover la importancia y la normalidad del Braille al colocarlo en lugares que la gente no puede esperar e integrarlo en el juego de los niños ciegos”.

En 2017 lanzó una versión para personas con daltonismo

Esta no es la primera vez que Mattel lanza versiones de su clásico juego UNO para así acercárselo a diferentes tipos de personas. En el año 2017, la empresa juguetera se asoció con la organización Color ADD para diseñar una edición especial de UNO con el fin de crear conciencia y ofrecer una opción de su popular juego de cartas para las personas que padecen algún tipo de daltonismo.

La bajara de UNO para daltónicos está conformada por tres símbolos gráficos que representan los colores primarios y está diseñado para permitir a las personas con daltonismo el identificar un color, para que así cualquier daltónico sea capaz de diferenciar las cartas del juego.